viernes, 20 de julio de 2012

Pontiac Trans Am 1977

Pontiac Trans Am 1977




Ya con la crisis del petroleo muy cerca y las aseguradoras entorpeciendo el auge de los desmesurados “Muscle car”, el 26 de febrero de 1970 Pontiac lanza la segunda generación de uno de sus deportivos conocidos entonces como “Pony car” más populares, el Pontiac Firebird.



La fecha de aparición no fue la deseada realmente por la marca, pues ciertos problemas de última hora comportaron un retraso en el lanzamiento del coche que estaba construido sobre la plataforma F de la marca que compartía con el Chevrolet Camaro.


El nombre Firebird se toma del dios indio que simboliza la acción, el poder, la belleza y la juventud, y permitió a GM disponer de un deportivo asequible junto al Camaro, presentado solo seis meses antes. Las lineas de los sesenta se abandonaban con lo que la forma de “botella de Coca cola” en la cintura daba paso a líneas más rectas que rompían totalmente con las del modelo predecesor. Se recurrió a un frontal más agresivo trabajado en goma a partir de 1974 y pintado del color de la carrocería y en general las formas se tornaron más musculosas siendo una de las características del nuevo diseño el amplio pilar C, que se mantuvo hasta que el rediseño de 1975 obligó a hacer más grande la luneta posterior. La suspensión fue revisada y se añadió una barra estabilizadora al eje trasero para darle más aplomo.

El Firebird nació compartiendo dos motorizaciones con el Pontiac GTO, aunque en este ultimo alcanzaban potencias superiores debido a que la marca capaba la entrada del segundo cuerpo del carburador, aunque si se eliminaba ese tope el rendimiento era el mismo, de 366 y 370 Cv respectivamente. Ambas mecánicas estaban basadas en el motor Ram Air 400, el Ram Air III de 335 Cv y el Ram Air IV de 345 Cv. Estos propulsores de 8 cilindros en V venían heredados de la anterior generación del Firebird. En 1970 se adoptó también el 6 cilindros en línea de origen GM que proporcionaba 155 Cv. En 1974 se incorporaban a la gama el 350 V8 CID de 185 Cv, y los 400 CID de 6'5 litros y 403 CID de 6'6 litros, este último de origen Oldsmobile, de 175 y 225 Cv de potencia respectivamente. El Firebird recibió mejoras importantes a nivel estructural a partir de 1973 debido a la entrada de normas de seguridad muy estrictas que comportaron un importante aumento del peso, lo que unido a la menor potencia de los propulsores por la crisis del petroleo mermó sus prestaciones.

El modelo más representativo de los Firebird era el Trans Am, nombre tomado de una de las categorías de la SCCA y utilizado sin permiso de la misma, lo que llevó a GM a pagar 5$ por coche vendido a la SCCA en concepto de royaltie. Se trataba de un paquete en el que se modificaba el aspecto de la carrocería con faldones y un alerón dándole un aspecto más agresivo. Las modificaciones realizadas en el frontal aportaban una mayor carga aerodinámica en la parte delantera.

Para este modelo se reservó el propulsor 455 CID, que provenía de la guerra de los Muscle Car, con 7'5 litros y 8 cilindros en V apareció en 1971, aunque en 1973 hubo una versión especial “Super Duty” de este propulsor, nombre que Pontiac daba a los motores que en principio estaban listos para competición, y denominado SD-455, consistente en un motor de estructura más reforzada, árbol de levas del Pontiac GTO Ram Air del 67 y una nueva disposición de ángulos de apertura y disposición de las válvulas que aportaban 310 Cv oficiales, aunque los expertos determinaron que desarrollaba 370 Cv de potencia y del que se construyeron 88 coches, aunque no superó las normativas de contaminación y el proyecto fue limitado. Aún fue más extraño el propulsor Ram V que llegó a disponer de 500 Cv y del que se produjeron contadas unidades. Se optó por reducir la relación de compresión para cumplir con las normativas y la potencia se quedó en 290 Cv. La potencia se transmitía al eje trasero mediante una caja de cambios manual Muncie de 4 velocidades aunque existía la opción de un cambio automático “400 Turbo-Hydramatic” de tres velocidades, transmisiones que se mantuvieron hasta 1974.

1974 trajo una reducción de potencia del propulsor por la entrada de la obligatoriedad de los convertidores catalíticos que lo plantó en dos versiones de 215 y 250 Cv. El SD 455 fue suprimido a partir de 1975 y el propulsor que lo sustituyó, el 455 HO, solo proporcionó 200 Cv, pues procedía del Bonneville. Solo se construyeron 7100 unidades del Pontiac Firebird con el propulsor 455 hasta su retirada del mercado en 1976.

En 1976 se producía el cincuenta aniversario de la marca, por lo que Pontiac lanzó una serie especial del Trans Am para celebrarlo que presentó en el salón de Chicago en febrero, cuya pintura negra resalta con detalles pintados en oro como el pájaro de fuego del capó delantero y que se convirtió en el más famoso de los Trans Am de la segunda generación. La versión especial del aniversario estaba provista en algunas unidades de un techo abierto por los costados y denominado “T-Top”, del que se produjeron un total de 643 unidades de las que 110 estaban equipadas con el motor 455.

En 1977 se introdujo un frontal más angulado con una zona central puntiaguda que le otorgó una personalidad muy característica. Adoptó ya los cuatro faros cuadrados en el morro que mantendría hasta el fin de esta generación y diversos retoques estéticos. Se aplicó la estética de la edición especial en algunos de los modelos, con el pájaro de fuego en dorado y sobre el capó y el coche pintado en negro. Hasta 1978 la potencia de los propulsores de la casa había ido en disminución constante, como en el resto de las marcas americanas, impulsadas estas rebajas por los mismos motivos para todos, crisis y normas anti contaminación. Pontiac empezó a invertir esta tendencia y para ello llegó a incorporar en sus propulsores 400 CID las culatas de los 350 CID de 5'7 litros a la caza de una cámara de combustión de menores dimensiones para conseguir una mayor relación de compresión. Esto aumentó la potencia del propulsor en un 10% dejándola en 220 Cv para este año y el siguiente 1979, hasta el que se mantuvieron las mecánicas 400 CID y 403 CID.

En 1979 se producía el décimo aniversario del Pontiac Trans Am, lo que llevó a la marca a lanzar una serie especial conmemorativa de la efeméride con un paquete especial que incluía la pintura de la carrocería y la tapicería en color plata y una calca especial que ocupaba buena parte del lateral del coche y montaba los propulsores 400 CID que Pontiac tenía almacenados desde 1978. Se produjeron diversos retoques estéticos en el frontal que trasladaban la parrilla a la parte inferior del parachoques y dejaban la parte superior con los cuatro faros encastados por separado. Fue un cambio significativo que se mantendría durante el año siguiente. Se vendieron 187.294 unidades del Firebird de las que 93.341 eran Trans Am.

En 1980 se empezaron a ofrecer de fábrica las dos opciones mecánicas menores en sustitución de los 400 y 403 CID, el 301 CID de 4'9 litros sobrealimentado por turbocompresor y el 305 CID de 5'0 litros y atmosférico basado en el “Small Block” de Chevrolet, ambos V8. El motor turbo resultó decepcionante, pues no solo la potencia se quedaba en unos escuetos 210 Cv, sino que además no disponía de válvula de descarga, lo que llevó a más de un propulsor a la auto destrucción por culpa de la sobrecarga del turbo. Las ventas descendieron considerablemente y se empezaba a gestar el fin de esta generación del firebird, que terminó en 1981 con un 38% menos de ventas que tan solo dos años antes.


El Firebird tuvo su versión de competición que participó en las “Trans Am” desde los primeros años de su existencia, y ya en 1980 uno de los Pontiac turbo pudo mantener el ritmo de carrera en las 500 millas de Indianapolis, pero esto no sirvió para disminuir el desastre que se desarrollaba en la calle.

El Pontiac Firebird se fabricó en las plantas de Van Nuys en California y Norwood en Ohio y apareció en diversas películas, como “Los locos de Cannonball I y II” y “Los caraduras”, todas protagonizadas por Burt Reynolds en el papel de “Bandit” en el que burlaba al sheriff con un Trans Am del 77 negro con el águila dorada en el capó, lo que le valió el mismo apodo a este modelo concreto.




FUENTE :http://autosportplus.es/node/3013



Pontiac Trans Am 1977 CARRERA SLOT


que decir de este fantastico trans am que burt reynolds en uno negro y dorado en la famosa pelicula " smokey and the bandit " de los años 70 le dio vida y gastaron caucho a lo loco por todas las rutas de EEUU
quien no recuerda la pelicula o era muy chico bueno

http://www.metacafe.com/watch/7332182/burt_reynolds_smokey_and_the_bandit/

ahi la tienen.



Volviendo al slot que es lo que nos interesa el auto realmente esta muy bien realizado , da la sensacion de ser muy poco ancho y largo pero en realidad es la vista que tenemos del auto , las medidas estan bien.



Las llantas no nos terminan de convencer en su diseño se acercan al original pero tienen algo que no cierra aun asi estan bastante bien , el resto del diseño s limpio dado que es el auto de calle y la toma del carburador saliendo por el capot es realmente muy buena.




El interior es sencillo con el tablero , volante y el mini burt pero sin bigotes no mas detalles que alguno relojes pintados y los asientos.



El peso del auto no es tanto como carrera nos tiene acostumbrados , 87.3 gm en total con todo montado.



la carroceria se situa en un 28.8 gm ni mucho ni poco realmente un buen peso dado que el auto no es tan alto no perjudicara mucho



En el apartado mecanico todo clasico , motor mabuchi sin freno practicamente , 9/27 con corona y piñon plasticas de engrane muy suave 57.2gm de peso en total en el conjunto , bujes de bronce para toda la vida , y el nuevo sistema de guia medio aparatoso pero funciona.



una vez retirados los imanes , cambiada la guia para pistas scx y ninco al apoyar el auto en la pista nos damos cuenta del terrible error en el chasis que repite y repite en todos los clasicos americanos carrera sin explicacion alguna , todos los chasis en los muscle de la mitad hacia atras bajan inexplicablemente casi a la altura de tocar el piso sin razon alguna




Colocamos un chasis de audi scx pro debajo del trans am con motor de caja larga y no solo los paso de rueda coinciden sino que el motor en ningun momento toca el interior por eso no nos explicamos por que esta costumbre , mala recalco , de carrera de bajar el chasis hasta casi la altura de las ruedas haciendo que la mas minima imperfeccion del tramo , subida o bajada , nos deje el auto colgado con las ruedas en el aire.



Salvando este pequeño , gran detalle el auto es muy divertido de conducir , se comporta como en la pelicula , buena velocidad por el gran tamaño de sus ruedas , agarre medio dadoque es medio fino pero se logran derrapes controlados muy divertidos



olviden cambiar el caucho dado que la medida es muy rara , muy fina y si bajamos tan solo un poco ya toca el chasis con el tramo , no podemos cambiar llantas por el mimsmo problema , si bien el tren delantero no tiene juego este no da problemas , el gran drama es el chasis que si es posible cambiar y adaptar algun otro les digo adelante dado que no podran disfrutar mucho el auto por que la menor imperfeccion y se queda en el aire con sus ruedas traseras.



El auto es muy lindo y divertido , salvando ciertos detalles .
un saludo
MEX22

2 comentarios:

  1. Para mi el consumo de combustible es todo. O sea, las marcas que no logran hacer motores más chicos con buena potencia, quedan atrás. Hoy en día la gente no usa los autos para andar por la ciudad, sino para hacer escapadas de fin de semana. Es por eso que necesita economizar gastos ahí. El Renault Megane por ejemplo, cumple perfecto con esa función y se reflejó en las ventas!

    ResponderEliminar
  2. aha muy lindo pero estos son slot todos gastan lo mismo 12 v jaja saludos

    ResponderEliminar